Los Cavaliers de Cleveland cifraron sus esperanzas en Kevin Love