Artur Beterbiev se afianza como el mejor semipesado en medio de un baño de sangre