Los latinoamericanos son subestimados por Hollywood


Una encuesta titulada “Latinos en el cine”, realizada por el grupo Annenberg Inclusion Initiative de la Universidad del Sur de California (USC), examinó las 100 mejores películas que obtienen la mayor cantidad de dinero cada año, de 2007 a 2018, en el mercado Americano. Sus conclusiones denuncian una forma de discriminación étnica.

Cuando no son narcotraficantes o sirvientes domésticos, son silenciosos y casi inexistentes. Los latinoamericanos, que representan más del 18% de la población de los Estados Unidos, están significativamente poco representados y con frecuencia caricaturizados en películas, denuncia un estudio publicado el lunes 26 de agosto.

La encuesta "Latinos en el cine", examinó las cien películas que obtuvieron la mayor cantidad de ingresos cada año, de 2007 a 2018, en el mercado estadounidense. Sin embargo, en estas 1.200 películas más populares, solo el 4.5% de los roles que pronuncian al menos una palabra fueron desempeñados por actores latinoamericanos, señala el estudio realizado por el grupo de expertos Annenberg Inclusion Initiative, de la Universidad de Sur de California (USC).

El 3% de estas películas (36 en total) presentaban a un destacado comediante de ascendencia latinoamericana, en las mujeres, solo tres actrices compartían casi todos estos roles: Cameron Díaz, Jennifer López y Jessica alba. Pero en el caso específico de Cameron Díaz, ninguno de sus cinco roles se refería a sus orígenes latinoamericanos. "Ya sea que se trate de los roles principales o solo una palabra de texto, la comunidad latina está tristemente ausente de las historias contadas por las películas de ficción convencionales", señalan los autores del estudio.

Las estadísticas hablan por sí solas: el 47% de las 1.200 películas consideradas están totalmente desprovistas de personajes latinoamericanos. Y cuando tienen la suerte de aparecer en la pantalla, los comediantes latinoamericanos se limitan con frecuencia a los estereotipos: delincuentes (24% de los casos, principalmente narcotraficantes o pandilleros), trabajos no especializados (trabajadores domésticos) o policías.

"Solo el 4% de los directores son de origen latino (71% de ellos de nacionalidad extranjera) y el 3% de los productores"

La situación es casi parecida para los que están al otro lado de la cámara. Solo el 4% de los directores son de origen latino (71% de ellos de nacionalidad extranjera) y el 3% son productores. En la muestra seleccionada por el estudio, solo hay un director.

Para abordar esta subrepresentación, la Iniciativa de Inclusión de Annenberg insta a la industria del cine a fortalecer la presencia de actores latinoamericanos en las audiciones para pequeños papeles. Una película tiene un promedio de 40 caracteres, la mayoría de los cuales no está directamente relacionado con la trama.

Estos roles "podrían ser desempeñados por actores de diferentes orígenes étnicos", lo que contribuiría a "crear una vía que permita a los actores acumular experiencia y acceder a mejores oportunidades durante el curso de su carrera", considera el estudio.

#Arts #Spectacles #Cine #Cultura

14 vistas