Mundial Rusia 2018 - América se quedó sin representante: Brasil y Uruguay eliminados


El balompié suramericano tuvo este viernes un día para el olvido. Uno de esos que muchos quisieran borrar de inmediato de los historiales y no es para menos, luego del traspié sufrido por las dos representaciones de la Conmebol que quedaban en carrera por el título mundial en Rusia 2018.

Uruguay y Brasil se despidieron del torneo, luego de sucumbir ante el poderío de las selecciones europeas de Francia y Bélgica, respectivamente, aunque lo hicieron batallando hasta el final.

Los charrúas fueron los primeros en decir adiós. Víctimas de un juego rocoso, simple y sencillo que plantearon los franceses, al mejor estilo uruguayo, y salieron airosos con dos goles que podrían definirse como fueras de contexto.

Francia no fue tan contundente como para merecer un 2-0 a favor. Pero Uruguay no pudo hacer nada para negárselo. La ausencia obligada por lesión de Edinson Cavani pesó una enormidad en la escuadra del maestro Óscar Washington Tabárez, que optó por darle la titularidad a Christian Stuani, pero este no pudo hacer mayor contribución, no porque no quiso, simplemente no tuvo una oportunidad clara para hacerlo.

Tuvieron que pasar 40 minutos de juego, para que Francia destrabara a su favor las acciones usando un poco una de las herramientas predilectas de su rival de turno: la pelota parada. Antoine Griezmann hizo un centro efectivo con un tiro libre indirecto al corazón del área que consiguió a Rápale Varane ingresando en diagonal para anticipar a su marcador y con un toque sútil, más bien un roce, envió el balón al palo cruzado que dejó sin opciones al guardameta Fernando Muslera.

Antes de finalizar la primera mitad Uruguay pudo haber igualado el partido por intermedio de un cabezazo de Martín Cáceres, pero el portero galo Hugo Lloris con una gran tapada se lo negó y el descanso llegó con el 1-0 parcial en la pizarra a favor de los europeos.

A inicios de la segunda mitad el partido continuaba áspero. Pocas llegadas y mucho tránsito en el centro del rectángulo. En 15 minutos Tabárez realizó un par de cambios para inyectarle frescura a su escuadra con la experiencia de Cristian “Cebolla” Rodríguez, aunque de nada sirvió.

En la fracción 61 un inesperado error garrafal de Muslera tras un disparo desde fuera del área de Griezmann que logró detener, pero que se le escurrió de los guantes hacia dentro de su propio arco fulminó con las esperanzas celestes, que con una que otra amenaza llegó al final del partido sin evitar la eliminación y permitirle a los franceses conseguir su cupo entre las cuatro mejores selecciones del Mundial.

Francia, una de las serias candidatas al título desde antes que iniciara el certamen, ratificó su poderío, aunque ahora deberá superar el difícil obstáculo que se le presenta frente a su país vecino, Bélgica, que mostró carácter y poderío para apartar del camino a la pentacampeona del mundo, Brasil.

Los dirigidos por el español Roberto Martínez, que dejaron dudas en su actuación previa frente a Japón pese a la victoria, retomaron el ritmo con el que transitaron la fase de grupos y gracias a la calidad de su tridente ofensivo conformado por Eden Hazzard, Kevin De Bruyne y Romelu Lukaku.

Tal y como se esperaba, desde el propio minuto inicial el desafío estuvo lleno de vértigo e incesantes amenazas al arco rival de parte y parte; de hecho, Brasil pudo ponerse adelante tras un córner al que Thiago Silva no pudo rematar bien y se estrelló en el larguero derecho del portero Thibaut Courtois.

Hazzard y Lukaku, por su parte, causaban estragos en la defensa canarinha, que no la estaba pasando nada bien frente a los destellos de estos talentosos futbolistas. Aunque no fue precisamente una acción individual de un belga la que logró romper con el 0-0, sino más bien una jugada fortuita en la que Fernandinho, con su hombro y tras un córner, marcó un autogol que puso adelante de manera inesperada a Bélgica con solo 13 minutos jugados.

La escuadra europea de a poco se fue asentando en el césped y le planteó un careo parejo a los brasileños, que llegaron al compromiso como los favoritos para trascender.

En el 31 si se pondría de manifiesto la calidad individual de los jugadores belgas, sobretodo de Lukaku, quien recuperó una pelota en la cancha contraria y con una corrida por el centro, en la que no encontró obstáculos, se acercó de forma peligrosa al área brasileña y metió un pase a un costado para De Bruyne, que encontró un espacio en el medio de la zaga y perfilado con pierna izquierda puso el 2-0 lapidario en la pizarra.

Brasil no se amilanó y lo intentó con todo lo que pudo en la segunda parte; de hecho, descontaron por intermedio de Renato Augusto (76’) y estuvo a punto de igualar, de no haber sido por la falta de puntería del propio Augusto y también de Coutinho, quienes se perdieron dos grandes oportunidades con la arquería casi vacía, hubiese al menos forzado la prórroga, que no llegó y su sueño de alzar el trofeo por sexta vez en su historia fue interrumpido.

#Sports #Futbol #MundialdeFútbol2018 #equipodeBrasil #equipodeUruguay #RAYNERRICO

7 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo