Mundial Rusia 2018 : España, otro favorito que le dijo adiós al Mundial


Si algo ha tenido hasta ahora la Copa del Mundo de Rusia 2018 ha sido la particularidad de que ningún equipo pareciera estar muy por encima del resto. Muchos se lo adjudican al bajo nivel de las llamadas selecciones grandes y otros al alto nivel de exigencia que han exhibidos los equipos más discretos.

Sin una teoría que explique realmente lo que ha sucedido, lo único que ha quedado evidenciado es que en este torneo podría haber un campeón inédito. De esos que jamás han tenido la oportunidad de alzar un trofeo y este domingo Rusia se postuló para ser uno de los equipos con aspiraciones al título.

Los anfitriones dieron un golpe sobre la mesa al derrotar a España en una tanda de penales en la que el portero Igor Akinfeev mostró su calidad y se erigió como la gran figura del partido. Los españoles fueron claro dominadores a lo largo del partido, al ser los amo y dueños del balón. Aunque ese alto porcentaje de posesión de nada le sirvió.

Los rusos se plantaron bien en defensa y cortaron los circuitos para evitar que la escuadra dirigida por Fernando Hierro tuviera oportunidad de vencerlos. Aunque a los 12 minutos de partido cometieron un único error cuando el defensor central Sergey Ignashevich anotó un autogol en una acción en la que disputaba un balón centrado con Sergio Ramos y este le pegó en el talón de manera fortuita para colarse en las redes custodiadas por Akinfeev.

Al minuto 41 Gerard Piqué le concedió la oportunidad a Rusia de igualar el partido tras una mano en el área que fue sentenciada como penalti y que el delantero Artem Dzyuba se encargó de hacer efectivo.

Para la segunda parte Hierro realizó los cambios que consideró pertinentes, pero estos no surtieron efecto. España mantenía la pelota, pero sin hacer daño, situación que pareció beneficiar a los locales, quienes conscientes de sus limitaciones apostaban por llegar lo más lejos posible y definir el juego desde el punto penal. Lo lograron.

Aunque Rodrigo Moreno tuvo la oportunidad de poner adelante a los ibéricos en la prorroga su intento fue fallido y los penales se hicieron inminentes.

Fue en ese momento en el que surgió la figura de Akinfeev, primero ahogándole el grito de gol a Koke y sobre el último lanzamiento le tapó con los pies el tiro a Iago Aspas para darle el boleto a su combinado a los cuartos de final, en la que se enfrentarán con Croacia, que en similares circunstancias eliminó a Dinamarca.

Los balcánicos estuvieron en su peor juego de la Copa. Las ideas en el centro de campo que suelen surgir desde los botines de Luka Modric escasearon y tan solo una diana de Mario Mandzukic, que aprovechó un rebote de un jugador danés, rescató una jornada gris que había iniciado con un gol encajado en el propio minuto inicial del partido por parte de Mathias Jorgensen.

Ni Modric ni Eriksen tuvieron un partido bueno y al igual que el primer partido del día, la ruleta de los penales llegó para que Danijel Subasic se luciera con tres paradas que sellaron la clasificación de su equipo a la siguiente fase.

#Sports #Futbol #MundialdeFútbol2018 #equipodeEspaña #RAYNERRICO

8 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo