Mundial Rusia 2018 - Finalmente retumbó la samba en Rusia


Brasil, la selección más laureada de la historia del fútbol, con cinco Copas del Mundo en su palmarés, tuvo que esperar tres juegos y 90 minutos más para conocer su primera victoria en un Mundial, desde aquella de 2-1 que logró frente a Colombia en el certamen pasado, en la que fueron anfitriones.

La canarinha impuso su jerarquía este viernes y doblegó 2-0 a su similar de Costa Rica, gracias a dos goles en los minutos agregados del partido de sus figuras actuales, Philippe Coutinho y Neymar.

Los ticos se exhibieron como un rival incómodo. Más de lo que muchos esperaban. Vendieron cara su segunda derrota del torneo, con la que dijeron adiós de manera anticipada y le abrieron las puertas a los amazónicos para pelear por el primer lugar del Grupo E, en el que tendrán que batallar hasta el con Serbia, porque Suiza también se impuso y complicó las acciones.

Brasil dominó a lo largo de toda la primera mitad. Aunque no con superioridad absoluta. Tuvieron algunos destellos del siempre insistente Coutinho y una que otra llegada de Marcelo y Casemiro.

Neymar era custodiado de cerca por los defensores centroamericanos, que al igual que los suizos en el partido anterior, limitaron al astro a pasar la mayor parte del tiempo tendido en el césped.

Sin mayores incidencias expiraron los 45 minutos iniciales y el marcador se mantenía intacto tal y como inició.

Para la segunda parte la verdeamarela tomó nuevamente la iniciativa y se encimó sobre la cancha costarricense que siempre halló la manera de disolver las amenazas contrarias. En ataque el sempiterno Bryan Ruiz se ofrecía como el más activo, pero no consiguió por ningún pasaje asociarse con un compañero, quienes la tarea de defender los tenía agobiados.

De a poco Neymar empezó a tener más espacio para desarrollar su juego y los ataques suramericanos arreciaron, aunque sin mayor daño porque Keylor Navas se encargó de sellarles el arco.

Cuando todo pintaba que se iba a dar el primer juego sin goles de la justa, al minuto 90+1, emergió la figura de Coutinho, que tras un balón pivoteado por Gabriel Jesús en el área chica la tomó y la mandó al fondo de las redes con un túnel a Navas incluido.

La celebración de la plantilla no se hizo esperar y en el banquillo la algarabía fue tal, que Tite, el técnico, sufrió una caída que se convirtió en una de las imágenes más virales de todo el Mundial.

Cinco minutos después Neymar se estrenó como goleador en la Copa y lo hizo con una definición sencilla, tras una buena jugada colectiva en la que participaron como protagonistas Douglas Costa y Roberto Firmino.

Costa Rica, anonadada, no tuvo más opciones que la resignación y solo esperaron el pitazo final para despedirse de manera prematura, pero con la frente en alto, tal y como lo dijo su capitán, el pescadito Ruíz, en declaraciones post juego.

La jornada hubiese dio perfecta para Brasil si Serbia le ganaba su enfrentamiento a Suiza. Pero no fue así. Los helvéticos reaccionaron después de comenzar el compromiso perdiendo y con dianas de Granit Xhaka y Xherdan Shaqiri le dio la vuelta para sumar tres puntos y quedar igualados con los brasileños con cuatro tantas para cada uno e ir en búsqueda del boleto a octavos de final en la próxima vuelta.

Otro combinado que cumplió con su cuota para mantenerse como contendiente en el torneo fue Nigeria, quien venció 2-0 a Islandia y le otorgó más posibilidades a Argentina de trascender.

Ahmed Musa, el enganche africano del CSKA Moscú, fue la gran estrella del compromiso al conquistar los dos goles de la victoria.

#Sports #Futbol #m #MundialdeFútbol2018 #equipodeBrasil #RAYNERRICO

9 vistas0 comentarios