Mundial Rusia 2018 - Harry Kane salvó a Inglaterra de un debut decepcionante


Como atípica podría considerarse la jornada de este lunes en el Mundial Rusia 2018. Muchos se preguntarán por qué, si no ocurrió nada fuera de lo común, todo siguió su curso normal. Aunque es verdad, los más recientes sucesos basan el calificativo simplemente en el hecho de que por primera fecha dos de las selecciones llamadas a pelear por el título ganaron. Algo que no había sucedido hasta ahora.

Las dos favoritas a avanzar en el Grupo G, Inglaterra y Bélgica, comenzaron con el pie derecho su transitar por el certamen, con la diferencia de que a la primera le costó un poco más que a la segunda.

Los ingleses estuvieron a punto de sumarse a la lista de los estrenos decepcionantes en la que aparecen los de España, Argentina, Alemania y Brasil. Por suerte surgió la figura de uno de sus referentes, el goleador del Tottenham, Harry Kane. El delantero y además capitán anotó un par de goles, incluido uno sobre el minuto final, para que Inglaterra batiera en un agónico partido a su similar de Túnez con pizarra de 2-1.

La escuadra tunecina se exhibió más difícil de lo que la teoría dictaba. Se plantaron bien defensivamente y concedieron pocos espacios de maniobra a los talentosos jugadores del Reino Unido. Pero el planteamiento les falló en el minuto 11 cuando en un descuido Kane se topó con un balón regado en el área chica, tras un rechazo del portero que le detuvo un remate de cabeza a John Stones, y lo mandó al fondo de las redes con el gol que inauguró el marcador.

El tanto le dio serenidad a los dirigidos por el ex jugador Gareth Southgate, quienes se habían exhibido un poco ansiosos durante los primeros pasajes del compromiso. Jordan Henderson manejaba los tiempos del juego y controlaba las acciones desde la zona medular hacia las bandas, en las que Ashley Young y Kieran Trippier se proyectaban y metian centros al área constantemente, aunque sin ocasionar mayores peligros.

En la fracción 35, el seleccionado de Túnez dio un golpe sobre la mesa al igualar el partido por intermedio de Ferjani Sassi, que desde el punto penal hizo efectivo el cobro tras una ingenua falta en el área del defensor inglés Kyle Walker.

Inglaterra lo siguió intentando y cuando expiraba la primera mitad Jesse Lingard tuvo una clara ocasión de poner delante de nuevo a los europeos, pero su remate raso y flojo se estrelló en el paral izquierdo del arco custodiado por Ben Mustapha.

Para la segunda parte el juego se tornó algo tedioso. Inglaterra decayó y se mostró sin ideas claras. Ni siquiera el ingreso de Marcus Rashford y Ruben Loftus-Cheek mejoró a la oncena británica entregada al recurso del balón bombeado.

No fue sino al minuto 90+1 cuando tuvo que aparecer de nuevo el “Ciudadano” Kane y al mejor estilo de la obra maestra de Orson Welles con su segundo gol de la noche le puso cifras definitivas al encuentro y le otorgó a los suyos los tres primeros puntos, que lo igualan provisionalmente con Bélgica en el primer lugar del pool G.

Los belgas más temprano se sacudieron de forma categórica a la débil delegación de Panamá, que nada pudo hacer frente a su rival de turno en lo que fue su primera aparición en una Copa Mundial.

Romelu Lukaku, que al igual que Kane es uno de los delanteros en la élite actual del balompié internacional, se erigió como el gran protagonista con un par de dianas, secundado por Dires Mertens, que anotó uno de los goles más bonitos del torneo y que además sirvió para destrabar lo que se había tornado como un duro desafío, al menos en los primeros 45 minutos.

En el otro partido de la jornada, el más temprano de todos, Suecia dio cuenta de Corea del Sur 1-0 e igualó a México en el primer peldaño de la tabla del grupo F.

#Sports #Futbol #MundialdeFútbol2018 #RAYNERRICO

9 vistas0 comentarios