Nadal contra Federer: La final soñada del Abierto de Australia


Este domingo veremos el gran clásico que revoluciona al mundo del deporte, cuando vuelvan a enfrentarse Roger Federer de 35 años y Rafael Nadal de 30 años, dos astros que traerán el pasado al presente en una inesperada final que acapara la atención del mundo del tenis

Será el choque número 35 entre dos hombres que se vienen midiendo desde 2004. Sólo en 2016, el peor año de ambos desde que se convirtieron en estrellas, dejaron en blanco el casillero de enfrentamientos. Nadal lidera la serie de encuentros personales con 23 partidos ganados y 11 perdidos.

Rafa Nadal logró vencer este viernes al búlgaro Grigor Dimitrov en una semifinal tan exigente, digna de un Grand Slam. Después de 4 horas y 55 minutos, Nadal consiguió imponerse a los 79 golpes ganadores de Dimitrov ( 6-3, 5-7, 7-6, 6-7, 6-4) y levantar en el quinto set dos puntos de rotura para dar la vuelta al partido.

Por su parte Roger Federer, de 35 años, es el jugador de mayor edad que llega a una final masculina del Grand Slam, desde que lo lograra Ken Rosewall en la final del Abierto de Estados Unidos a los 39 años, al llegar a la última instancia en el Abierto de Australia. Federer llega a la final al derrotar en otro excitante juego a su compatriota Stan Wawrinka por 7-5, 6-3, 1-6. 4-6 y 6-3 en lo que fue una semifinal suiza.

“Nunca, ni siquiera en mi sueño más loco, creí que fuera a llegar tan lejos en Australia, y aquí estoy. Es hermoso”, dijo Federer.

Amigos fuera de la cancha pero encarnizados rivales dentro de ella, Rafa quien ocupa el noveno puesto de la ATP y Roger, quien actualmente ocupa el decimoséptimo puesto de la ATP, llegan a esta final de manera inesperada, ya que prácticamente nadie apostaba para volverlos a ver en el podio de campeones.

Federer celebra al ganar su partido ante su compatriota Stan Wawrinka

El mismo Federer ironizaba con la situación de ambos, cuando dijo que: "hace unos meses Rafa y yo estábamos para partidos de caridad contra juniors".

Por aquel entonces ambos estaban lesionado, el español de la muñeca y el suizo, de la pierna, por lo que la presencia de ambos en la final ha sido una sorpresa y un premio para los aficionados.

"Enfrentarse a Rafa es el mayor desafío del tenis. Soy su fan número uno, es un competidor increíble y hemos tenido muchas batallas épicas", decía Federer tras conseguir su pase a la final.

Rafa Nadal, tras ganar este viernes a Grigor Dimitrov en la semifinal del Open de Australia

Por su parte, un Nadal exhausto por el gran desgaste físico que ha exigido su duelo de semifinales reconocía que: "es muy especial para los dos estar ahí. Estoy contento por mí y por él", y agregó: "Nunca soñé con estar en otra final, pero aquí estoy. Y me siento afortunado por ello".

Podríamos decir que este esperado juego entre estas dos leyendas del tenis, es una vuelta al pasado, que es el futuro que muchos preferirían.

La gran interrogante que queda en el aire es; ¿Tiene ventaja Federer por haber contado con un día más de descanso y por el esfuerzo que Nadal hizo en los cinco sets con Dimitrov?

Probablemente, aunque hay un antecedente que lo desmiente: Australia 2009. Aquella vez, el suizo llegó en idéntica situación, porque Nadal había ganado el viernes ante Fernando Verdasco una semifinal que fue una “masacre” física. El domingo, sin embargo, ganó Nadal, y Federer terminó llorando en la ceremonia de premiación.

El ganador del duelo del domingo recibirá 2,6 millones de dólares americanos (3,7 millones de dólares australianos), mientras que el subcampeón ingresará 1,3 millones de dólares americanos (1,85 de dólares australianos).

#Sports #Tennis #AbiertodeAustralia2017 #RafaelNadal #RogerFederer

9 vistas0 comentarios