Serena y Venus Williams, eternas, disputarán otra final de Grand Slam


Las hermanas Williams continúan haciendo historia. Este sábado se volverán a enfrentar en la definición del Open de Australia, 14 años después de la final que disputaron en el año 2003, con triunfo de Serena.

Esta será la novena final entre las hermanas Williams en uno de los cuatro torneos del Grand Slam y la primera desde Wimbledon 2009, cuando ganó Serena. "Estar de nuevo las dos en una final es el mayor de nuestros sueños", afirmó Serena, de 35 años, ante los espectadores del Rod Laver Arena.

Venus Williams celebra la victoria ante su compatriota Coco Vandeweghe. foto EFE

La de 2009 había sido la última final de Grand Slam de Venus Williams, que entre 2010 y 2014 sufrió un bajón en su carrera en parte debido a problemas de salud.

Venus, la jugadora más veterana del torneo a sus 36 años, se clasificó para la final de Melbourne venciendo a su compatriota Coco Vandeweghe en tres sets por 6-7 (3/7), 6-2 y 6-3.

Por su parte a menor de las hermanas Williams, Serena, busca lograr su 23º título de Grand Slam, lo que le daría el récord de la era profesional por delante de Steffi Graf (22) y la acercara al récord absoluto que está en poder de la australiana Margaret Court (24). Si gana por séptima vez el Abierto de Australia, Serena recuperará el primer puesto mundial que detenta la jugadora alemana Angelique Kerber.

La primera vez que ambas hermanas se enfrentaron entre sí, fue en 1998, ese día, en la segunda ronda del Open de Australia, venció la mayor de las hermanas Williams, Venus, por 7-6 y 6-1.

Es la primera final de un torneo de Grand Slam para Venus desde Wimbledon 2009, después de haber superado una dura enfermedad ( síndrome de Sjogren), que la dejaba sin energía. “¿Por qué no iba a llegar a la final? Es algo que tienes que creer, si no crees que puedes…”, dijo tras el partido ante Vandeweghe. Aunque luego admitió: “Es más que la frutilla del postre, es más de lo que soñé”.

En su primer duelo en 1998, las hermanas se abrazaron al final y posaron juntas para las fotos. Con el correr de los años, la competencia creció y los saludos cariñosos se hicieron menos frecuentes. Serena supera a Venus por 16 a 11 en sus enfrentamientos totales.

“Por supuesto que quiero ganar la final, es maravilloso si tu rival es tu hermana, es increíble. Ella es mi mundo, mi vida. Estoy muy feliz por ella, estar las dos en la final es el gran sueño hecho realidad y no importa quien gane”, dijo Serena.

Está claro que Australia trae recuerdos de la infancia para todos, jugadores y espectadores. Serena Williams lo dejó bien claro: “La primera vez que gané un Slam era una niña y ahora todavía lo soy en mi corazón”.

#Sports #Tennis #AbiertodeAustralia2017 #SerenaWilliams #VenusWilliams

20 vistas