Ellis Valentine emocionado con el posible regreso de los Expos a Montreal


“ Cuando llegué a Montreal, no tenía las herramientas para estar a la altura de la situación. No sabía qué hacer con 5000 dolares en mi bolsillo, un automóvil de lujo y la posibilidad de poder ir donde quería...

Fuente RDS.ca ÉRIC LEBLANC Traducción:William Castillo

Debido a su dependencia a las drogas y el alcohol, sumado a un comportamiento errático, Ellis Valentine tuvo una tumultuosa carrera en el béisbol de grandes ligas, pero todo aquello no le impidió tocar el corazón de los aficionados de los Expos. Al comienzo de sus 20 años, Valentine aterrizó en la lejana metrópoli de Quebec, con toda la confianza y la arrogancia provocada por su enorme talento para el béisbol, especialmente por su brazo de cañón. Criado en la dura realidad de una de las zonas menos favorecidas de los Estados Unidos, Valentín sintió inmediatamente una mayor seguridad en su ciudad de adopción, Montreal. Pero se enlazo rápidamente en las trampas que su carrera deportiva, debido a que no estaba psicológicamente preparado para enfrentar los desafíos personales. “ Cuando llegué a Montreal, no tenía las herramientas para estar a la altura de la situación. No sabía qué hacer con 5000 dolares en mi bolsillo, un automóvil de lujo y la posibilidad de estar dondequiera. Yo arrastraba también problemas relacionados con mi infancia, traje toda esa carga conmigo y esto se convirtió en una mezcla explosiva”. Dijo el ex jugador a la cadena RDS.ca

Estuvo en este torbellino durante varios años antes de volver a poner orden en su vida. Por otra parte, una vez que se había cansado de sus hábitos destructivos, Valentín se comprometió a devolver a los demás lo que no tenía. Decidió utilizar sus experiencias personales para ayudar a otras personas a salir de sus problemas, Valentine regresó a la escuela para convertirse en trabajador social. “Descubrí que la ayuda que necesitaba hace varios años, es la ayuda que le doy a la gente ahora”, explicó Valentine con palabras portadoras de sensibilidad.

Cuando Ellis Valentine habla sus ojos sus ojos se iluminan tanto, que piensa de nuevo en los albergues más bellos y sus jonrones más poderosos sobre el terreno, sencillamente porque fue esa la vía que le permitió devolver el afecto que los fanáticos al baseball le concedieron. “Hacer esto me permite administrar los demonios, con los cuales yo no sabía qué hacer en aquella época. He sido mimado de haber podido ayudar a mucha gente a superar desafíos que habrían podido arruinar su vida o su familia”. Agrega Valentine. Hábil narrador y gran bromista, Valentín no exagera al respecto. Ha dado gran parte de sus consejos en su distrito nativo de Compton, un duro suburbio en las afueras de Los Ángeles. En su trabajo se centra principalmente en ayudar a la gente a dominar y controlar sus emociones. “Las personas reaccionan de manera diferente, pero todos tenemos algo en común y son los sentimientos. Por desgracia, no nos enseñan a manejar que es lo que está causando los problemas”, dice el hombre de 61 años. “Todos vivimos la ira, la vergüenza, la culpa, la soledad y la tristeza. Simplemente que algunas personas reaccionan mal. Mi trabajo es ayudar a las personas a conocer y a dominar sus emociones. Aquí es donde mi papel ha sido de beneficio para muchas personas. Les ayudo a pasar de una etapa a otra sin problemas”, dijo, sopesando sus palabras. Experto en comunicaciones, Valentine lanzó un programa de ayuda con el nombre de Recuperación de adultos y tratamiento familiar, RAFT por sus siglas en inglés (Recovering Adults and Family Treatment) "He nombrado mi programa así, porque tú utilizas una balsa para ir de un punto a otro. Y la buena cosa, es que no se hundirá”, expuso el hombre que llevó el uniforme de los Expos de 1975 a 1981. Residenciado en Texas desde hace diez años, Valentín tiene un retiro muy activo. Además de practicar golf, es dueño de una empresa (Past Pros) que permite a ex atletas de varios deportes recaudar fondos mediante la venta de souvenirs con sus imágenes. Por otra parte, continúa su función de asesoramiento, mientras se involucra en una multitud de organizaciones benéficas. Valentine está de visita en Quebec por esta última razón, el ex jugador accedió a unirse al evento Expos Festival que se celebrará en Montreal el 3 de abril de 2016. Esta iniciativa será recaudar dinero para vencer cáncer DIPG. “Yo estaba muy conmovido por la historia que me contaron de una niña que murió a causa de este tipo de cáncer. Acepte sin dudarlo de unirme a esta causa” , dijo. Además de concientizar sobre el cáncer que afecta principalmente a niños de 5 a 9 años, el Expos Festival permitirá a Valentín rencontrarse con otros ex miembros de los Expos de diferentes épocas; Vladimir Guerrero, Marquis Grissom, Andrés Galarraga, José Vidro y Derek Aucoin. “Nosotros los más viejos, ¡somos como los dinosaurios! Pero todos nosotros somos parte de la familia de los Expos. Sólo queremos volver y ser útiles a este movimiento”. Agrega Valentine. Esto no es nuevo, Valentine ya expresó que creía en el regreso de los Expos, su primer amor en el baseball. Según su opinión, ahora se trata de saber si el proyecto se concretara en el corto, mediano o largo plazo. “Para ser honesto, no lo se. Este es un expediente muy impresionante. La gente a menudo me pregunta por qué las Grandes Ligas no se limita simplemente a proceder a una expansión, pero esto implicaría varios factores si añadimos dos nuevos equipos. Obviamente, sería mucho más fácil de trasladar la formación. Facilitaría la transición y probablemente se aceleraría el proceso. Lo que puedo confirmar, es que definitivamente hay más energía y esperanza ahora en este caso (el regreso de los Expos a Montreal) que el que había hace cuatro o cinco años. Estoy realmente emocionado por esta oportunidad”, concluyó Valentín, con su más bella sonrisa.

#Sports #Baseball

7 vistas0 comentarios